Más sola que la una

Especialmente sola se sentía los días domingo, en esas horas de letargo en que la gran ciudad engulle a los más solitarios.  Como a nadie conocía, ni a nadie a quien visitar tenia, quiso salir a la calle, a tomar el aire. Al cabo de un rato, se acabó subiendo a un autobús circular que... Leer más →

Vikingo vs. Cromañón

Que razón tenía mi madre cuando nos decía: no salgáis ni a la puerta de casa sin estar arregladas.  Ella era de las que pensaba que en cualquier esquina nos estaría esperando el destino del príncipe azul. Su consejo, más que para mi, iba dirigido a mi hermana, que salía vestida a la calle como... Leer más →

Mirad el pajarito…

Sobrellevar con dignidad el propio envejecimiento, es una cosa, pero ser testigo del envejecimiento del otro, es otra historia. Por supuesto que no nos afecta de la misma manera, ni nos perturba igualmente, pero nos ensombrece observar año tras año, ese deterioro en esa persona querida. Creo que solo aquellos que se encuentran en la... Leer más →

Más sola que la una

Especialmente sola se sentía los días domingo, en esas horas de letargo en que la gran ciudad engulle a los más solitarios.  Como a nadie conocía, ni a nadie a quien visitar tenia, quiso salir a la calle, a tomar el aire. Al cabo de un rato, se acabó subiendo a un autobús circular que... Leer más →

Una mujer interesante

Confieso que todo ese largo viaje a través de los años por la aventura del saber, que en su día iniciara esta loca ansiosa por vivir de prisa, ha hecho de mi la mujer que soy. Ni aún habiendo hecho tan larga andadura, puedo considerarme al cabo de la calle, ni muchísimo menos presumir de... Leer más →

¡Ou la lá le français!

Ou la lá le francais! je resterai toujours avec toi..., todavía mi corazón se sobresalta de la emoción al evocar tus enamorados susurros.  Desde luego que de todas las lenguas habladas, el francés, tal vez sea la más erótica de todas.  Esta idea seguramente tiene su origen en aquel sujeto que dijo: que en alemán... Leer más →

La diosa fortuna

Era la comidilla del pueblo la visita de la Diosa Fortuna, todos la esperaban con ansiedad y se preparaban para recibirla. Yo me la imaginaba envuelta en vaporosos velos dorados, de cabellera color miel, larga y ondulada. Me parecía ya verla llamando a mi puerta y sorprenderme con su etérea y sutil imagen. A las horas... Leer más →

Entre escaparates

Me hallaba dando vueltas por un centro comercial después de regalarme un capricho bien engordante: una hamburguesa gigante con un monte de patatas fritas, mientras hacía tiempo para mi función de cine.  Iba entreteniendo la vista con esos escaparates de lujo, que son una invitación a entrar, tocar y palpar todas las prendas que llamen... Leer más →

Viejas amigas

Erase una época en que dos amigas cruzaron sus caminos en un país extranjero, se encontraban solas y sin familia, y  probablemente esto fue lo que las hizo inseparables. Ambas tenían mucho en común, muchas historias y suficientes trotes por el mundo como para llenar horas y tardes enteras de parloteo. Muchas veces salían a caminar... Leer más →

A trocitos

Trocito a trocito me he ido comiendo la vida entera Masticando despacito mi pan de cada día, sin dejar ni miga. Tuve algunos empachos, pero ya ni recuerdo, qué me sentó mal. Eso si, grandes tragaderas, para pasar lo amargo. Y lo mejor de todo, aspiré a bocanadas, los humos del placer. Aprendido tengo, que... Leer más →

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: