HA MUERTO UN SUEÑO


Ha muerto un sueño,
ha muerto una ilusión.

Aleteaban las mariposas
mientras existías.


Jugueteabas en mi mente,
hecho realidad.


El brillo de mis ojos,
el de una enamorada,
te delataban.


El sol de cada mañana
me esperaba para salir,
y en noches de luna

me coqueteabas.

Me sacabas de la cama
apenas me despertabas.

Las horas no pasaban
las horas danzaban,

y mi corazón no latía
mas bien brincaba.


Lograste engañarme,
creyéndote realidad.


¿A qué aferrarme ahora
que ya no te tengo?


¿Hacia donde mirar?
¿Hacia dónde buscar?
Ahora que todo pinta plano,
ahora que vacía me he quedado.

Moriste súbito,
mejor así,
que una larga agonía.


Los sueños dorados
raramente se cumplen.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: