Reflexiones a medianoche

Nostalgías del ayer,
despiertan mi piel.

Me descubro amándote
hasta en el recuerdo.

Cuánto lamento hay,
en lo que siento.

¿Por qué siempre queremos dar,
cuando ese otro ya no está?

Cómo volver a mirarme,
en esos ojos que me amaron.

Cómo volver a sentir
el calor de esa mano que se fue.

Cómo besar esos labios,
que ya no están.

Que no daría,
por volver a abrazarte.

Qué inmensa es la soledad
del que recuerda
en su mente inundada
del ayer.

Toda una vida detrás,
y el lecho eterno de la noche,
espera al otro lado de los años.

Para quienes ya llevamos la vida detrás,
se sosiegan los días y las horas se duermen.


De fondo suenan viejas melodías,
evocando esa felicidad que conocimos.

¿Dónde se han ido todos los que hemos amado?

¿Dónde se ha ido todo lo que hemos vivido?

¿Dónde ha quedado todo lo que hemos tenido?

¿Alguna vez, algo de todo eso nos perteneció?

¿O toda la vida entera ha sido una ilusión?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: