Volver a los 17

Aprendió a crecer en escenarios precarios, arriesgando sin red, siempre al límite y al borde del precipicio. Tuvo que madurar de prisa, apenas se enteró del paso por su adolescencia, enseguida en su juventud tuvo que asumir asuntos de mayores.  Y como una ironía de la vida, la primera vez que oyó que solo se es joven una vez, fue cuando la suya ya no existía.

Mientras hacía balance sentía que sus mejores años duraron un suspiro, comprendió que ni siquiera se había enterado
de cómo el tiempo se le había pasado y se preguntaba: ¿dónde había estado toda su vida mientras ésta se escabullía?


Seguramente imaginando mil y una maravillas con su existencia y esperando ver cumplidos su larga estela de sueños.

Sin embargo y a pesar de que todo lo vivido son ahora verdaderas joyas en su memoria, no puede evitar que asomen sus lágrimas. Toda la plenitud de su vida le provocaba unas enormes ganas de llorar.

Más hoy, la inexorable realidad se presentaba a la vuelta de los años que le quedaban por vivir, debía aceptar lo inaceptable, uno de los pasos más duros para quien ha tenido el privilegio de llegar a mayor, envejecer.

Envejecer es un pasaje difícil que ni todo el universo puede retrasar, ni la misma naturaleza puede parar.  Con la resignación que llega a nuestro atardecer, iremos claudicando ante nuestro impostergable marchitar.

No será fácil convencer al alma veinteañera que llevamos dentro, de aceptar a la octogenaria que llega. Probablemente, el drama interno que esta matamorfosis genera, se deba a que el cambio más drástico ocurre en nuestro físico y no en el psíquico.

Juventud y belleza: es eso que en nuestra juventud siempre estuvo fuera, mientras que ahora en nuestro atardecer, hemos de hallarlo dentro.

Volver a ser de repente
tan frágil como un segundo
volver a sentir profundo
como un niño frente a Dios
eso es lo que siento yo
en este instante fecundo
.
Violeta Parra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: